Perro Dogo Argentino

Dogo Argentino

Otros nombres: Mastín Argentino

Origen: Argentina

Grupo: Pinschers, Schnauzers, Molosoides y Bouviers suizos

Sección: Molosoides

Características físicas del Dogo Argentino

El Mastín Argentino es un mastín mesomórfico y mesocéfalo, es decir, con proporciones medias y armoniosas de cuerpo y cabeza; la cabeza es muy peculiar del Mastín: tiene el cráneo de un perro premiado y el hocico de un “olor”, para cumplir con sus deberes de cazador. Por tanto, el perfil del cráneo es convexo, también debido al enorme desarrollo de los músculos masticatorios, mientras que el perfil del hocico es ligeramente cóncavo hacia el stop. Los ojos pueden ser de color oscuro o avellana: están muy separados. La expresión es atenta y vivaz pero también dura, sobre todo en el macho. Las orejas están colocadas altas, bien separadas debido al ancho del cráneo; normalmente son amputados. Las extremidades deben estar perfectamente erguidas. La cola es grande y larga hasta el corvejón: más ancha en la base,

  • Pelaje: corto y liso.
  • Color: completamente blanco. Solo se permiten pequeñas manchas negras alrededor del ojo si no exceden el diez por ciento de la superficie de la cabeza. Entre un sujeto manchado y un sujeto completamente blanco, siempre se debe preferir este último.
  • Altura: 62 a 68 cm para el macho y 60 a 65 cm para la hembra
  • Peso: aproximadamente 45 kg

Orígenes e historia

La historia del Dogo Argentino es muy reciente y comienza en la década de 1920, cuando los hermanos Agustín y Antonio Nores decidieron crear un sabueso de caza mayor, adaptado al relieve particular de Argentina. Para ello partieron de un perro de pelea: el Perro de pelea cordobès. Sin embargo, otras razas estuvieron involucradas en la formación del Mastín: el Bull Terrier, el Bulldog, el Mastín Arlequín, el Boxer, el Mastín de los Pirineos, el Lobero Irlandés, el Pointer, el Dogo de Burdeos y el Mastín Español.

Carácter y aptitudes

Existe mucha controversia sobre las aptitudes reales del Dogo Argentino, que nació como perro de caza (utilizado contra el jabalí y el puma) pero que es completamente inadecuado, en esta zona, para los territorios y tipos de caza europeos. Entonces, sería mejor usarlo como perro guardián y de defensa. Su belleza y elegancia explican la elección de muchos propietarios para que participe en exposiciones. A medida que desciende de los perros de pelea, a veces puede pelear con otros sujetos del mismo sexo: este problema se puede eliminar mediante una buena socialización. Es muy bueno con la gente y seguro para los niños si ha recibido una educación adecuada.

Cariñoso:

El Dogo Argentino tiene un carácter que va en contra de lo que puede regalar con su impresionante complexión. Es tan gentil y amoroso como fuerte y poderoso. Este sabueso sensible necesita estar cerca de sus amos, a quienes está muy apegado y particularmente leal.

Jugador:

Naturalmente deportivo y atlético, al Dogo le encanta jugar. Con la fuerza de su mandíbula, será fundamental enseñarle el autocontrol para detener el juego en cuanto se ponga en extrema emoción.

Calma:

Siendo este perro uno de los más equilibrados de su categoría, sabe mostrarse unas veces dinámico y alegre y otras muy sereno y pacífico. Este es uno de los rasgos de carácter de este mastín que es especialmente apreciado por los aficionados a esta raza.

Inteligente:

La utilidad y las habilidades de este perro son controvertidas. Inicialmente seleccionado para la caza mayor en su país de origen, sin embargo, no se adapta en absoluto a las prácticas europeas. Así, se destaca más en diversas funciones como guardia y defensa, búsqueda de escombros y explosivos o con la policía o personas con discapacidad.

La inteligencia de este perro se refleja, por tanto, en su capacidad para adaptarse a muchas situaciones. De hecho, a menudo cumple brillantemente las funciones que se le asignan.

Cazador:

Cazador nato, no se utiliza para esta función en Francia, pero mantiene un instinto depredador muy desarrollado. Tenga cuidado, entonces, si logra atrapar a su presa, lo hará rápidamente con el poder de su mandíbula.

Esta peculiaridad hace que convivir con mascotas pequeñas sea muy complejo.

Temeroso / desconfiado de extraños:

El Dogo no confiará fácilmente en cualquiera, necesita observar y juzgar el peligro potencial de una situación.

Muy utilizado por su desconfianza y su lado disuasorio, este perro es perfecto como guardián y / o defensor de bienes o personas.

Presta atención a la educación y socialización que habrá recibido este perro, los fallos y la torpeza podrían estimular su agresividad y por tanto convertirlo en un perro incontrolable y peligroso.

Sin embargo, en cuanto se siente confiado y la actitud de su interlocutor es respetuosa y coherente, es un amor de perro.

Independiente:

A pesar de su lado a veces fuerte, el Dogo Argentino no es en absoluto independiente. Necesita estar rodeado y obtener la aprobación de su maestro. Es un perro particularmente leal y leal que estará dispuesto a complacer a los miembros de su grupo social.

Comportamiento

Aguanta la soledad:

Los maestros de Dogo deben estar lo suficientemente disponibles porque a este perro grande no le gusta estar solo.

Con una habituación positiva a la soledad, este perro posiblemente pueda soportarla, pero va en contra de su verdadera naturaleza: necesita estar rodeado.

Fácil de educar / obediente:

El cachorro de Dogo Argentino debe ser educado y sobre todo socializado a su llegada al hogar. Si la educación es consistente y justa, este perro obedecerá sin dificultad, pero tenga cuidado, una pizca de brutalidad solo alimentaría su agresividad.

Los métodos educativos deben responder a los principios de la educación positiva, combinando firmeza y dulzura. Muy divertido, el juego puede ayudar a configurar sesiones divertidas y educativas.

Para compensar el lado obstinado de este perro, su dueño debe estar seguro de sí mismo, tener una actitud constante y trabajar con él de forma regular.

Ladrido:

Una de las peculiaridades de este perro es su discreción. No es en absoluto ruidoso ni engorroso, siempre que se satisfagan todas sus necesidades de gasto.

Huir:

La naturaleza leal y protectora del Dogo no es compatible con la idea de huir. Sin embargo, su fuerte instinto de caza, especialmente si su entorno no está bien cercado, puede empujarlo a seguir un rastro sin mirar atrás.

Destructor:

El aburrimiento es el peor enemigo de este gran deportista, si se queda demasiado tiempo solo, sin ninguna ocupación, puede desahogarse destruyendo todo lo que encuentre en su camino.

Además, si no se le utiliza positivamente desde muy pequeño a estar solo, el Dogo Argentino podría desarrollar ansiedad por separación. Esto también puede conducir a la destrucción.

Además, incluso cuando juega, su mandíbula es tan poderosa que destruye un juguete nuevo en tan solo unos segundos.

Codicioso / glotón:

La gula es algo malo solo cuando es excesivo, pero este no es el caso de Dogo. Este perro apreciará un buen regalo como recompensa por sus buenas acciones, pero no será el mayor mendigo cuando sus dueños estén en la mesa.

Si está bien educado y las reglas de la vida se establecen y se respetan en el hogar, sabe permanecer en su lugar y esperar su comida en paz.

Perro guardián:

Seleccionado de un perro de pelea argentino, este sabueso difícilmente podría no ocultarle a su antepasado esta aptitud innata de guardia y defensa. A esto se suma su dedicación y lealtad inquebrantable a su grupo social.

Pero tenga cuidado, un Dogo Argentino agresivo no corresponde al estándar de su raza, debe ser mesurado, equilibrado y de temperamento tranquilo. Para eso, no es necesario reforzar su instinto de guardia o de lucha: podrá ser disuasorio y repeler a cualquier intruso de forma espontánea.

Primer perro:

El Dogo no debería estar dirigido en absoluto por maestros neófitos. Una crianza liviana y una socialización deficiente lo harían demasiado peligroso.

Maestros conocedores y confiados son una necesidad absoluta para lograr evolucionar serenamente junto a este sabueso argentino e integrarlo lo mejor posible dentro de la sociedad que muchas veces lo percibe, erróneamente, como un perro categorizado llamado “peligroso”. .

Condiciones de vida

Puede vivir tranquilamente en una casa (está muy limpia) o afuera. Necesita mucho ejercicio, especialmente durante su temporada de crecimiento.

Dogo Argentino en apartamento:

Muchos piensan que los perros enérgicos no pueden vivir en un apartamento y, sin embargo, si se ofrecen varios paseos al día, muchos de ellos pueden evolucionar bastante en un entorno urbano.

Y este es el caso del Dogo que, hay que reconocerlo, necesita mucho ejercicio diario para desarrollarse plenamente, pero que posiblemente pueda vivir en el interior, sin jardín. Más aún si se beneficia de largas caminatas y diversos estímulos olfativos, sociales y mentales durante el día.

Su temperamento tranquilo y discreto se adapta perfectamente a esta forma de vida. Sin embargo, siempre es mejor recibir al Dogo argentino, como se le llama en su país de origen, en un entorno rural, con la posibilidad de salir libremente al jardín.

Pero ojo, un Mastín Argentino que solo sale a su jardín y que nunca traspasa el límite de su puerta puede convertirse en un perro muy complicado de manejar. Necesita salir todos los días para ejercitarse físicamente, por un lado, pero también y sobre todo de forma olfativa y social.

Necesidad de ejercicio / deportes:

Su cuerpo atlético delata algo sus grandes habilidades atléticas. Este sabueso argentino necesita mucha energía para estar bien de pie. ¡Unas pocas salidas de diez minutos al día no serán suficientes!

Se le pueden ofrecer varias actividades regulares, como rastrear, agilidad, obedecer, correr cani-deportes, etc. Parece extremadamente complicado adoptar este tipo de perro si no eres un deportista mínimo.

Viajes / Facilidad de transporte:

El Dogo Argentino no es el perro más fácil de transportar, principalmente por su imponente tamaño.

En el coche se debe colocar en el maletero una caja de transporte adaptada a su tamaño para transportarlo de forma segura. En tren, será obligatorio llevar bozal y correa, al igual que para todos los demás perros de tamaño mediano a grande.

Compatibilidad

El Dogo Argentino y los Gatos:

Su pasado como perro de caza sigue bien anclado en los genes de este gran mastín. De hecho, si no se encuentra con gatos desde muy pequeño, la convivencia con un felino es muy complicada.

El Dogo Argentino y otros perros:

De naturaleza bastante peleona, no es raro que los encuentros congénitos terminen de una manera algo brutal, especialmente entre dos machos completos.

Incluso si una buena socialización temprana permite limitar esta característica, el Dogo sigue siendo un perro poco inclinado a los encuentros amistosos.

El Dogo Argentino y los niños:

Tranquilo en casa, este mastín se adapta perfectamente a la vida familiar que integra. Sin embargo, es necesario, como con todos los perros, estar alerta y respetar las reglas de vida imprescindibles para una buena convivencia:

  • No deje a los niños solos con un perro
  • Siempre inicie el inicio y el final de las actividades.
  • No molestes al perro cuando esté en su canasta
  • Respeta la tranquilidad del perro, no lo veas como un peluche
  • Enseñe a los niños las diferentes señales de advertencia de los perros.
  • Enséñele al perro a ir y quedarse en su canasta
  • Prohibir o regular el acceso al sofá cuando hay niños pequeños presentes.

El Dogo Argentino y el Anciano:

El Dogo Argentino, potente, dinámico y muy activo, no será en absoluto adecuado para un hogar formado por las llamadas personas frágiles, y menos si son sedentarias.

Salud

Es un perro muy robusto pero debe ser bien supervisado durante su período de desarrollo.

Resistente / robusto:

El Dogo Argentino es particularmente robusto y sólido. Rara vez se enferma y goza de buena salud en general.

Resiste el calor:

Este perro es resistente pero tenga cuidado con el golpe de calor de todos modos.

Su pelaje corto, blanco puro, puede ser propenso a quemaduras solares. No debe dejarse ejercitar intensamente bajo la luz solar directa, ya que esto podría causar complicaciones médicas.

Resiste el frío:

Este perro puede adaptarse a muchos climas, sin embargo, su pelaje no le brinda tanta protección climática como podría pensar. Tenga cuidado de no dejarlo dormir afuera en invierno.

Tendencia a subir de peso:

Muy dinámico y deportivo, ninguna razón puede justificar el sobrepeso de un Dogo. Por otro lado, si no se satisfacen sus necesidades de gasto y solo se lo considera un “perro de sofá”, tenderá a aumentar de peso.

Enfermedades frecuentes:

  • Problemas de desarrollo debido al rápido crecimiento.
  • Golpe de calor
  • Displasia coxofemoral
  • Síndrome de dilatación : torsión del estómago.
  • Insuficiencia renal

Aseo y mantenimiento

En vista de su pelaje corto, el mantenimiento del Dogo es muy fácil. Sobre todo porque este perro es un animal muy limpio. Su pelaje requiere un mantenimiento semanal con mayor frecuencia cuando el pelaje va acompañado de un subpelo espeso, dependiendo del clima en el que evoluciona.

Perdida de cabello:

La caída del cabello es muy moderada pero aumenta según el clima ya que este mastín se adapta a las temperaturas exteriores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies